22 de octubre de 2014

Legrado por aborto retenido

Buenos días:

Como ya les había contado en una entrada anterior el 16 de septiembre me realizaron el legrado tras la perdida de mi bebe, les regalo la información sobre el legrado: 

El legrado es una técnica empleada por los ginecólogos, que consiste en el raspado o curetaje de las paredes interiores del útero, con el fin de extraer y recoger la capa mucosa llamada endometrio.



Extraer el contenido del útero después de un aborto espontáneo: desgraciadamente, en ocasiones el embrión muere durante el transcurso de un embarazo. Si éste se expulsa completamente se llama aborto completo, pero si queda dentro del útero se llama aborto retenido. En estos casos hay que extraer el embrión y sus anejos antes de que se produzca una infección interna o dé otras complicaciones. El legrado es suficiente para embarazos interrumpidos hasta los tres meses; después puede ser necesario utilizar otras técnicas más agresivas.

Cómo se realiza el legrado

El legrado consta de dos partes: la dilatación y el curetaje.
La dilatación: consiste en ampliar la entrada al útero para poder meter en su interior los instrumentos necesarios para realizar el curetaje. Para ello, el ginecólogo introduce pequeños cilindros metálicos a través del cuello uterino o cérvix; estos cilindros cada vez son más anchos, de manera que agrandan el cérvix poco a poco hasta que se consigue un tamaño adecuado para introducir los instrumentos apropiados para el curetaje.
El curetaje consiste en introducir dentro del útero una varilla con un mango que el ginecólogo puede agarrar desde fuera, y que tiene en su extremo una pequeña asa delgada que permite raspar la superficie de la cavidad uterina, extrayendo así el endometrio, que se saca poco a poco a través del mismo cuello uterino. En la actualidad este asa tiene dos mejoras que antiguamente no existían. En primer lugar, la varilla tiene incorporada una cámara que, aunque no es esencial, permite dirigir mejor el raspado haciendo que sea más efectivo y con menos complicaciones. En segundo lugar, el asa tiene la capacidad de calentarse, de forma que a la vez que raspa la superficie uterina puede coagular las heridas evitando el sangrado.
Durante todo este proceso, el ginecólogo mantiene en el cérvix un pequeño instrumento, llamado espéculo, que permite mantener el cuello del útero abierto. En general, el proceso dura solamente 15 minutos.

Cuidados después del legrado
Tras un legrado la mujer puede volver a realizar sus actividades cotidianas e incorporarse al trabajo tan pronto como se encuentre bien, pudiendo ser ese mismo día incluso. Es normal que durante las 24 horas posteriores sufra algún dolor cólico abdominal, en la pelvis, o incluso localizado en la espalda, que puede aliviarse tomando los analgésicos habituales. También es normal tener algún sangrado vaginal las dos semanas posteriores al legrado.
Hay que tener especial cuidado con las mujeres a las que se les practica un legrado tras un aborto, porque el impacto emocional puede ser demasiado intenso y pueden llegar a necesitar apoyo psicológico.
Después de un procedimiento quirúrgico como el legrado uterino, el cuello uterino permanece dilatado por dos semanas más, por lo cual no se recomienda tener relaciones sexuales durante los 10-14 días posteriores al legrado, pida que su pareja utilice "condones", de manera que se eviten infecciones y se prevenga otro embarazo. Tampoco se recomienda utilizar tampones, realizar duchas vaginales ni bañarse (sólo ducharse) durante ese período. Se debe evitar, además, realizar ejercicio físico intenso.
El ciclo menstrual vuelve a instaurarse con normalidad entre dos y seis semanas después de la intervención, pero a pesar de tener sangrados vaginales durante las dos semanas posteriores al legrado, la ovulación puede producirse antes, y es necesario tenerlo en cuenta para usar el método anticonceptivo que se desee. 
Después del legrado hay síntomas que deben alertar a la mujer de que algo no va bien y por los que debe acudir al centro médico más cercano cuanto antes. Los más importantes son la fiebre, los calambres, los cólicos muy intensos, el flujo vaginal con mal olor, los sangrados abundantes con coágulos y los mareos.

PERSONALMENTE INICIE RELACIONES CON MI PAREJA A LOS 24 DÍAS TRAS EL PROCEDIMIENTO Y NOS HEMOS CUIDADO CON PRESERVATIVOS YA QUE DECEO INTENTAR DE NUEVO LO DEL BEBE TAN PRONTO SE PUEDA Y POR ELLO NO ESTOY USANDO ANTICONCEPTIVOS.
HASTA LA FECHA (22-10-14) 38 DÍAS TRASCURRIDOS Y NO HA LLEGADO MI PERIODO AUN.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Facebook Favorites More